BlogApuestas

¿Qué tenemos que declarar de las apuestas deportivas?

¿Qué tenemos que declarar? ¿Qué no tenemos que declarar? Aquí te aclaro como funciona los impuestos en las apuestas deportivas

Todavía recuerdo hace algunos años, cuando esperaba que llegara el fin de semana para echar la famosa “quiniela” y vivir los encuentros de fútbol con algo de emoción, pero los tiempos cambian y como otras tantas cosas el intentar sacarse unos euros con el deporte no ha sido menos, ahora nos encontramos con el gran mundo de las apuestas deportivas, que nos permiten sin salir de casa poder apostar a multitud de eventos con muchos mercados disponibles.

La verdad es que es un mundo que puede parecer algo complejo y en el que es mas fácil perder que ganar, pero teniendo unos conocimientos previos y siguiendo una buena estrategia se puede llegar a sacar algún beneficio.

Y aquí viene la gran pregunta, ¿Tendré que pagar impuestos si consigo ganar dinero con las apuestas deportivas?

La respuesta en principio es si, ya que nos encontramos ante una obtención de renta, a continuación vamos a ver como se trata este hecho fiscalmente y los límites que tiene.

Comenzaremos identificando el tipo de renta que se genera mediante el beneficio en apuestas deportivas, esta no es otra que una ganancia patrimonial que viene definida en el ARTICULO 33.1 de la ley del IRPF.

“1. Son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos.”

Unas de las peculiaridades que tiene esta ganancia patrimonial es que se debe imputar a la base general de la declaración, con lo cual dependiendo de la cantidad ganada el tipo de gravamen puede ser mayor que si se integrara en la base del ahorro.

También debemos tener en cuenta que se debe tributar por el benéfico obtenido o sea que si hay pérdidas se deberán compensar pero siempre con el límite de los beneficios conseguidos como se recoge elapartado 5 del ARTÍCULO 33 anteriormente comentado. Veamos esto con un ejemplo.


El Señor A se registra en una casa de apuestas e ingresa 100

Decide realizar una apuesta de 40 a una cuota 2, que le resulta ganadora, en este momento tendrá en su cuenta 140.

Más tarde decide realizar otra apuesta de 10, pero esta vez con menos suerte y la apuesta resulta no ganadora, así que en la cuenta del Señor A aparecen 130.


Teniendo en cuenta estos datos el Señor A, ganó 40 con su primera apuesta, y ha perdido 10 en la segunda así que la cantidad de benéfico que tributa será 30.

Estos datos habrá que mirarlos a 31 de diciembre que es la fecha en la que se devenga el impuesto. Si la casa de apuestas no nos proporciona la información del beneficio que hemos obtenido este debería calcularse así:Retiradas + Saldo final a 31/12 – Ingresos – Saldo inicial a 01/01.

Ahora veamos cuándo tendremos que declarar este beneficio, según nos dice el ARTÍCULO 96 de la ley del IRPF.

“En ningún caso tendrán que declarar los contribuyentes que obtengan exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.”

De esto podemos entender que si no tenemos otro tipo de ingresos y solo hemos ganado
este año lo generado por las apuestas y esta
cantidad ha sido menor de 1.000 euros no tendremos que realizar la declaración. Si hubiéramos obtenido otros ingresos habría que mirar si rebasamos el límite.

Ahora bien declarar no significa tener que pagar ya que cada contribuyente por el simple hecho de serlo tiene derecho a una mínima cantidad de renta generada que está exenta del impuesto. Este mínimo viene recogido en el ARTÍCULO 57.1 de la ley del IRPF.

1. El mínimo del contribuyente será, con carácter general, de 5.550 euros anuales”. (Dato para a partir de 2015, en la renta 2014, 5151 euros).

Con la aplicación de este mínimo aunque tengamos que hacer la declaración de la renta tendremos quesuperar los 5550 euros de beneficio para empezar a pagar el impuesto.

En conclusión el mundo de las apuestas ha crecido mucho en los últimos años y se han multiplicado las webs que ofrecen este tipo de entretenimiento, pero recuerda que si obtenemos grandes beneficios habrá que tributar por ellos y así evitar sorpresas posteriores, el juego puede ser un hobby divertido pero también peligroso así que nunca apuestas cantidades que no puedas permitirte perder.

Paston
Etiquetas

Iván Gabriel

¡Hola! Soy Iván Gabriel, Analista y Tipster de Apuestas Deportivas. Soy de Jaén, amante de este mundo de las apuestas durante algo más de 10 años y tengo 6 años de experiencia como TIPSTER profesional. Intentaré ayudarte y contarte todas mis experiencias en este mundo para lograr tu éxito en las apuestas deportivas.

Publicaciones relacionadas

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar